La fábrica de tus sueños

¿Cuándo se debe cambiar un colchón?

Incapol » Blog » ¿Cuándo se debe cambiar un colchón?
Cambiar el colchon por dolor de espalda

Todos los días pasamos alrededor de ocho horas durmiendo, de manera que la cama es uno de los muebles más importantes que tenemos en casa, pese a lo cual no tenemos una idea clara de cuándo cambiar un colchón sobre el que estamos alrededor de un tercio de nuestra vida.

El problema de no saber si tengo que cambiar un colchón viene porque su deterioro es progresivo. Eso significa que nos adaptamos a los desperfectos y que no nos damos cuenta enseguida, de manera que en Incapol te vamos a explicar en qué momento hay que cambiarlo.

Las molestias musculares en las mañanas son una de las señales de alarma

Hay una señal que nos indica cuándo cambiar un colchón y que tiene que ver con el malestar al levantarnos, con el dolor de espalda y las contracturas musculares.

Un día es posible que amanezcamos así, por muchas causas, pero si eso se convierte en una pauta significa que el colchón ya no está en buen estado, más si ya tiene unos años.

Duran entre 8 y 10 años

No hay que esperar a que nos provoque problemas de salud para hacer el cambio, puesto que por nuestra experiencia sabemos que duran entre 8 y 10 años si se usan a diario.

Cuando llegan a esa edad ya se ha producido un desgaste de materiales que hace que hayan perdido la mayor parte de sus propiedades, por lo que es mejor acudir a nuestra tienda para adquirir uno nuevo.

En el caso de que se haya deformado

Los colchones pueden perder su forma original y en ese momento debemos comprar otro cuanto antes, pues solo es cuestión de tiempo que no durmamos bien o que nos levantemos con dolor de espalda.

Si sospechamos que esto puede estar pasando, lo mejor es quitar las sábanas y el cubre colchón para mirarlo con un poco de distancia alejándonos de él, de manera que podemos ver protuberancias, zonas hundidas, etc.

Estos daños pueden deberse a muchas causas, como al paso del tiempo, a que hayamos engordado en los últimos meses y, sobre todo, a una mala calidad del colchón.

Cuando dormimos fuera de casa y notamos que lo hacemos mejor

A veces, para saber si tengo que cambiar un colchón hay que dormir fuera de casa, lo que nos permitirá darnos cuenta de que el nuestro no es el mejor para nuestras necesidades.

Por ejemplo, cuando vamos de viaje y dormimos en un hotel podemos notar que nos levantamos mejor, que hemos dormido de una manera más profunda y que tenemos más energía.

Al ocurrir durante varios días lo más probable es que el colchón del hotel sea mejor para nosotros que el de casa, por lo que procederemos a comprar uno similar en nuestra vivienda.

Problemas de salud

Con el paso de los años no es extraño que los problemas de salud aparezcan, en especial los de espalda ahora que por trabajo estamos todo el día sentados.

De esta manera, la aparición de hernias discales, pinzamientos, contracturas, etc., es una situación que implica hacer un cambio de colchón por uno más adecuado, siempre consultando con el médico que nos dirá qué características debe tener el nuevo.

Variaciones de peso

Nuestro cuerpo evoluciona y otra señal para cambiar un colchón son las variaciones de peso importantes, tanto si hemos ganado kilos como si hemos perdido.

En el caso de tener mucho sobrepeso lo normal es dormir sobre un colchón más duro que no se deforme, pero en el momento que adelgazamos bastantes kilos lo lógico es que nos resulte incómodo y busquemos uno más blando.

Lo contrario sucede si hemos ganado kilos, puesto que entonces el viejo colchón se hundirá y nos levantaremos con molestias que remitirán al adquirir uno más duro.

Últimas publicaciones

Historia del colchon

Historia del colchón

¿Evolución de los colchones? La historia del colchón es muy amplia, pues al igual que ocurre con muchos inventos humanos no surgió de repente y

Leer más »

Categorías

Blog

Artículos relacionados

Historia del colchon

Historia del colchón

¿Evolución de los colchones? La historia del colchón es muy amplia, pues al igual que ocurre con muchos inventos humanos no surgió de repente y